Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘HABITANTES DEL JARDIN’ Category

DSC02362

Uno de los más sorprendentes que me he encontrado ha sido este jabalí, que viene a comer avellanas y bellotas, además de chulearme la comida de los pájaros y beber de las fuentes que tenemos para ellos también.

DSC02357

Aunque parecía muy amistoso y gracioso, tenía una agilidad enorme y no he querido estar cerca por si le daba por embestirme, porque no sé cómo podría reaccionar y lo mío no es el deporte de riesgo.

DSC02334

Aquí le tenéis al muy grandullón engullendo el muesli que le pongo a los pájaros…

Uno de los más simpáticos animales del jardín es el erizo.

Salen al anochecer para alimentarse y porque se sienten más seguros.

Sin embargo, hemos tenido alguno con el horario cambiado. No penséis que son lentos, cuando tienen prisa sacan sus patitas y velocité!

Si no lo ven claro, se  enroscan y no se mueven hasta que pasa el “peligro”.

Es muy graciosa su careta cuando los observas en su mismo plano y te miran con cara de sorpresa.

Otra curiosidad es lo buenos nadadores y ágiles escaladores que son, seguro que no os lo imaginábais. Puedes encontrar más fotos aquí. Comen caracoles y babosas, por lo que son muy beneficiosos para el jardín. Les poníamos fruta en pedacitos, huevo duro y también les encanta la leche con pan. A mí me gustan en libertad. Podéis ver sus características y más información aquí.

Son animales solitarios, si te acercas pueden bufar enfadados. Los nuestros deben vivir en el interior de los setos o tapias del cierre y detrás de una rueda de molino tenemos localizada una familia de erizos.

Tienen excelente oído y olfato, aspecto rechoncho y patas cortas y desnudas. Longitud de 25-27 cms y peso entre 500 grm. y 1 kg. Muchos mueren atropellados por la noche, ya que con las luces se deslumbran y no reaccionan bien, es una pena.

Las ardillas

Son también de mis preferidas. Tenemos un par de familias en los alrededores, aunque creo que no viven en nuestro jardin.

Lo cruzan y nos visitan, las vemos por lo alto de los árboles y comiendo las avellanas o piñas de los cipreses, con las que se dan buenos banquetes.

Lo comprobamos en los rastros que dejan, se observan sus visitas en grupos de avellanas vacías, nueces rotas o piñas roídas.Tienen una longitud de unos 20 cms y pesan unos 250 grms. Es un espectáculo verlas comiendo a gran velocidad o saltando de rama en rama, bajando al suelo lo mínimo, parecen del circo.

Los avellanos que crecen en las tapias lo hacen debido a los almacenes de avellanas que germinan. También pasa con nueces y bellotas que almacenan y luego olvidan o no necesitan consumir, por lo que enraizan en ellas.

Las fotos de arriba son de un nido típico de ardilla (esférico) y las otras de restos dejados por ellas y las bolitas son deposiciones de ardilla, que se parecen a las de los conejos, están cogidas de internet y nos pueden ayudar a encontrar pistas del paso de ardillas por la naturaleza. También pongo un enlace para que leáis muy intesante información sobre las ardillas.

Esta primavera 2012 las hemos visto varias veces correteando por el jardín, utilizan los árboles que forman uno de los setos para atravesarlo, sin bajarse al suelo.

Esta semana anterior a Santiago 2012 una ha venido todos los días al avellano que tenemos frente a la cocina a darse sus buenas comilonas. La otra ha preferido comer piñas de los abetos. Cuando nuestra perra las descubre en lo alto de un árbol se sienta haciendo guardia y ladra para avisarnos. La ardilla al cabo de un rato salta a otro árbol o la gruñe desde arriba.

En España tenemos la ardilla roja, con su gran cola. En Inglaterra se introdujo la gris hace años, que al ser más agresiva hizo desaparecer a la autóctona. Es importante conservar y no experimentar en la naturaleza porque podemos perjudicarla.

Una grave irresponsabilidad, una canallada  es abandonar a las mascotas o a animales criados en granjas (visones…) porque dañarán los silvestres, además no saben buscar su comida. Hay loros que se han adueñado de parajes haciendo desaparecer los pájaros de siempre, cangrejos de río, perros asilvestrados…

La naturaleza posée un equilibrio muy sutil que es fácil romper y es nuestra responsabilidad cuidarla.

Los corzos

Otros habitantes que nos alegran con su visita son los corzos, este pasado verano venían a desayunar a la finca colindante casi a diario, lo hacían en grupo, creemos que dos madres y un par de hijos, pero teníamos que ser muy cuidadosos con los ruidos porque son muy sensibles y podían huir.

Para verles madrugábamos un poco, salían a desayunar a primera hora de la mañana, antes de que la gente empezase a moverse, entre ocho y nueve de la mañana y os aseguro que era una delicia. Los bambis jugaban y correteaban como cualquier cachorro, mientras las madres vigilaban o pacían. Hace un par de años un corzo adulto cruzó a media mañana unos terrenos colindantes.

Nuestra vecina más cercana tiene que cerrar mejor su jardín porque le entran a comer las plantas en muchas ocasiones y está harta...

Hace tiempo nos visitó otro bambi despistado. Lo mejor de todo es que apareció a mediodía y estuvo paciendo un rato y observando. Le vimos con prismáticos un buen rato, cuando intenté acercarme  entre arbustos para fotografiarle, desapareció. Esperé media hora agazapada pero no volvió. En esa ocasión sólo vimos uno, pero puede que estuviera acompañado.

Este fin de semana nos ha vuelto a pasar lo mismo, después de comer hemos visto un corzo en la finca colindante, parecía joven con cuernecillos, ha estado paciendo largo rato, muy tranquilo aunque de vez en cuando observaba, posiblemente oía algo, nosotros con prismáticos a 200 m., Junio 2010.

Por los alrededores, de noche, hemos visto varias veces tejones. Nos hemos cruzado con varios zorros en plena luz del día e incluso una vez un jabalí atravesó unos campos cercanos. En nuestros paseos por lo alto de los montes hemos observado rastros de jabalíes, levantan el terreno con los hocicos, a veces una gran extensión.

Topos y ratones de campo: Tenemos de ambos, unos años más que otros. Ciertamente no son animalitos que me gusten, más que nada por los estropicios que hacen con las galerías y toperas.

Mirándoles individualmente son graciosos, los ratoncillos son de un tamaño mínimo, unos 10 cms de cuerpo con otros tantos de cola. Pesan unos 20-30 grms, tienen un color marrón-grisáceo y una rapidez inaudita, de la que depende su vida, claro, no conmigo, que una vez que les conozco soy incapaz de atizarles…

Como digo soy incapaz, pero entre ellos y yo tenemos firmado un pacto tácito “siempre que no entren en mis dominios”, lo cual se ha producido este fin de semana, he visto un “manolin” -que es el nombre coloquial que le hemos puesto- correteando por mi cocina y no voy a consentirlo, así que le he preparado una trampa y espero atraparle pronto, eso sí cadáver, y que haga otro el levantamiento.

Ya sé que es una maldad, pero es su supervivencia o la mía, el pobre. Ha caído en la trampa, al menos eso parece, aunque no hemos encontrado cadáver, Uff!! qué peso me quito de encima.

Los topillos construyen en un tiempo récord unos túneles que ya quisieran muchos ministros de obras públicas. Por su pinta parecen inofensivos, pero son muy eficaces en su trabajo de excavación, que es lo que a mí me fastidia, pueden recorrer en un día 2 kms. Se alimentan de lombrices y larvas.

Estos pequeños mamíferos viven hasta cuatro años y se multiplican vertiginosamente. Cada camada de topillos está formada por una decena de crías, fértiles un mes después de su nacimiento.

Reptiles

Las lagartijas son los más numerosos con diferencia, tenemos decenas, de todos los tamaños, se ve que crían bien en el área. Algunas han perdido la cola, imagino que en alguna refriega entre ellas. Se alimentan de insectos vivos, moscas, avispas… son beneficiosas.

Los lagartos verdes, he visto varios, aproximadamente unos 12, no sabía que tuviéramos en nuestra zona y ya desde hace años que aparecen de vez en cuando, están viviendo en ciertas áreas del jardín, pienso que son familias diferentes pero todos son iguales de colorido, son preciosos, alguno de ellos tiene color verdaderamente fosforito. El tamaño es considerablemente mayor que de una lagartija.

IMG_1428 [Resolucion de Escritorio]

Este que os presento en esta foto es el que vive detrás de una rueda de molino. No tenía el día muy sociable así que no me pude acercar mucho.

Esta es una salamandra, también he visto media docena por diversos sitios, aunque tienden más a estar por una zona arbolada. Tienen la piel con manchas amarillas y si la tocas tiene un cierto veneno para que no la puedan atacar los depredadores.  Se desplazan entre entre las hierbas y hojas para esconderse cuando se ven descubiertas.

Culebras y víboras. En los primeros años encontramos algunas, pero deben estar desterradas después de tanta limpieza, aunque nunca se puede uno fiar, ya que viven en tapias, por ello no es recomendable sentarse en ellas.

Al principio no sabía distinguirlas y como me aterrorizan, ahora creo que las distingo. La víbora tiene la cabeza de forma triangular y oscura y es pequeña.

Sapos parteros, creo que así se llaman los que he encontrado, llevan los huevos encima, son de color tierra y también son beneficiosos para el jardín, porque deben comer insectos, viven bajo tierra o piedras. Al anochecer repiten un sonido monótono que puede confundirse con una cría de pájaro.

Rana dalmatina, me la he encontrado dos días seguidos al anochecer encima de la fuente, completamente inmóvil todo el tiempo que la he estado observando y sacando fotos. Según parece puede dar grandes saltos y tiene unas patas muy largas, pero durante el tiempo que la he estado mirando estuvo quieta. Me dió un buen susto.

Los caracoles y babosas: Directamente acabo con ellos, aunque estén en el jardín, que se supone que es territorio neutral, pero claro, no deberían destrozarme las flores y sin embargo lo hacen, así que estamos en guerra.

Les pongo un producto para que mueran, sobre todo me fastidian las babosas, las encuentro realmente repugnantes.

Ahora a los caracoles les he encontrado una mejor utilidad, los recojo en bolsas y se los doy a una señora del pueblo que se los vende a alguien.

Por una parte me deshago de ellos y por otra no les mato, sino que los llevan a criaderos o los convierten en comida… ya no me preocupo más del tema.

Todos los fines de semana hago una recolección, sobre todo en los agapantos, los acantos y los mantos, hortensias o dalias, que son unas de sus plantas preferidas. Lo siento por los mirlos porque les encantan pero siempre encuentran alguno que yo no veo.

Anuncios

Read Full Post »

Mariae

Naturaleza: jardines, flores, pajaros, insectos y también viajes.

Incidental Naturalist

Connecting people to nature

Las luces del bosque

Árboles, regueros de agua y fotografías de Jorge Garrido

Xabi Likes Chocolate

Cocina y repostería saludable, fotografía y más.

Espacio de Cultivo Urbano Piperrak

Aprendimos de la huerta orgánica de toda la vida. Nuestro reto hacer de la ciudad un espacio de cultivo

AgroHuerto

Huertos urbanos, agricultura ecológica / orgánica

La Huerta de los Robles

Un camino de ida y vuelta y viveversa

El Huerto 2.0

Espacio dedicado a la horticultura ecológica, sus problemas, productos y cómo transformarlos.

Jardines ingleses

Fotos de jardines ingleses espectaculares y edificios de interés histórico de Gran Bretaña

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

Viajes pactados

Proyectos viajeros de Alhana y Belwar